Fue en Caio que tuve la oportunidad de aprender una profesión. Estoy orgulloso de decir que hace 31 años, formo parte de esa empresa. ¡Soy operador de máquinas y trabajo realmente feliz, pues me gusta mucho lo que hago! Es una vida de dedicación, que me posibilitó criar a mis dos hijas dignamente. Una de ellas, incluso, ya forma parte del PHE Ciudadano Juvenil, motivo de orgullo. Viví momentos y presencié historias que solo aumentan mi cariño y respeto por la empresa Caio.

Maria Aparecida Corrêa – TUCA
Sector – Fabricación